Ocho señales de que el estrés te está matando poco a poco sin que te des cuenta

Cada día, debido al estilo de vida, el trabajo, la familia, etc, es más normal que se sufra de estrés, algo que puede provocar problemas de salud. El estrés, a veces, es asintomático y es por eso que puedes llegar a caer enferma, y no sabes el por qué.

A continuación, te diremos algunos síntomas del estrés con los que podrás detectar si lo estás sufriendo sin darte cuenta.

1. Los problemas dan vueltas en tu cabeza todo el tiempo
Si estás continuamente dando vueltas a los problemas, ten por seguro que lo único que conseguirás será aumentar tu nivel de estrés.

Intenta relajarte y despejar tu mente para evitar el agotamiento mental. Sal a dar un paseo o a hacer algo de ejercicio.

2. Tu nivel de paciencia disminuye
El estrés hace que todo, incluso lo más mínimo te moleste, no tienes paciencia para aguantar nada.

Cuando sientas que vas a explotar, respira profundamente, trata de relajarte. Tal vez la meditación te ayude.

3. La báscula parece haberse vuelto loca
El estrés también afecta a tu alimentación, puede ser que o bien comas muy poco, o bien comas excesivamente, por consiguiente, tu peso aumentará o disminuirá.

Intenta siempre mantener una dieta sana y equilibrada, y no saltarte ninguna comida.

4. Tienes mal humor
No sólo perderás la paciencia sino que, tu humor puede llegar a ser terrible.

Piensa que, los que te rodean, no tienen la culpa. ¡No pagues tu estrés enfadándote con ellos!

5. Tu libido desaparece
Al estar agotada a causa de tu estrés, sientes que tu libido disminuye.

La intimidad con tu pareja te ayudará a liberar estrés.

6. No consigues dormir
Tus problemas y la tensión diaria, te impiden conciliar el sueño y, cuando duermes, no consigues un buen descanso.

Intenta despejar tu mente con actividades que te ayuden a olvidarte de todo. Ve al cine, sal a divertirte con tus amigas, y olvídate de todo.

7.  Pierdes cabello
Las situaciones que te causan un estrés hacen que tu cabello caiga más de lo normal. ¡Intenta calmarte si no quieres terminar usando peluca!

8.  Tu cuerpo parece haberse vuelto loco
A pesar de tu agotamiento, sentirás necesidad de hacer algo, pero no conseguirás centrarte en aquello que estás haciendo por lo que no serás capaz de terminarlo e inevitablemente, te invadirá la ansiedad.

Algunos síntomas que podrás sentir en tu cuerpo pueden ser tensión muscular, problemas de estómago o dolores de cabeza, entre otros.

Para evitar el estrés, lo mejor que puedes hacer es intentar vivir tu momento presente de forma más relajada. No te tomes las cosas tan en serio, cuida tu cuerpo, consiéntete, tómate un descanso, duerme si lo necesitas. No olvides que, tu salud, es muy importante.