¿Por qué no pierdo peso cuando me pongo a dieta? ¿Por qué no adelgazo haciendo ejercicio? ¿Por qué algunos alimentos me provocan dolor de cabeza? … Estas y otras preguntas pueden encontrar respuesta en la nutrigenética (una ciencia que se ha desarrollado durante los últimos años y que se encarga de estudiar el efecto que producen la nutrición en nuestro organismo). Pero, ¿en qué consiste exactamente y cómo puede ayudarte?

El resultado del test de ADN llegará a tu correo electrónico y a Body Secret. En él encontrarás una lista de alimentos, divididos por grupos: verduras y hortalizas, legumbres, frutas, pescados, carnes, lácteos, cereales, frutos secos… Los colores que acompañan a cada uno de ellos te desvelarán si debes comerlo, o no, quizás, o con moderación.

En la consulta de Body Secret, establecerás pautas de alimentación en función de los resultados de tu test: eliminando aquellos productos que tu organismo no absorbe  correctamente y que, por tanto, pueden hacerte engordar, producirte intolerancias, etc.

Sigue el plan de actuación y analiza los resultados: ¿te sientes más ligera?, ¿has perdido peso?, ¿tu piel tiene mejor aspecto?… Recuerda: No solo se trata de retar a báscula, sino de sentirte mejor.

Nosotros ya hemos probado el análisis de ADN

No te vuelvas loc@ con los resultados del test: lo importante es sacar las conclusiones más destacadas y aplicar nuevas rutinas de alimentación basadas en ellas en tu día a día. El objetivo no es otro que aprender a comer en función de las necesidades y características de tu organismo: con cabeza y conociendo a tu cuerpo. ¿Una licencia o capricho? Claro, ¿por qué no?, de vez en cuando y siempre con cabeza.

1. Para empezar… El cocinado de los alimentos sí importa. Muchos micronutrientes de difícil absorción serán mejor procesados por tu organismo si tomas los alimentos en crudo. Es el caso de los vegetales, como, por ejemplo la zanahoria. Primer imprescindible en mi nueva rutina de alimentación: eliminar, en la medida de los posible, las verduras hervidas o cocinadas.

 La pasta, mejor al dente y acompañada de verduras ricas en fibra.

Foto: TELVA.

La pasta, mejor al dente y acompañada de verduras ricas en fibra.

2. Si eres intolerante a la lactosa… Fan incondicional del queso, de la leche, los helados, los yogures… descubrir que soy propens@ a la desarrollar intolerancia a la lactosa fue un buén palo. En tu lista de la compra ahora aparecerán alimentos sin esta proteína pero, cuidado, si tú también apuestas por ellos tendrás que buscar siempre productos enriquecidos con vitaminas A, D y K. Evitarás, entre otras, enfermedades como la osteoporosis.

3. ¿Cuál es la forma ideal de tomar la pasta? Al dente y acompañada de verduras ricas en fibra, como berenjena, calabacín, brócoli, puerro o pimiento rojo. Si quieres redondear el plato, añade proteína: un toque de pollo puede ser perfecto.

4. La pasta y las legumbres no pueden faltar en tu dieta. ¡Planifícalas en tu menú semanal en días alternos!

5. Y hablando de ejercicio…  ¿Sabías que tu organismo puede presentar resistencia a la pérdida de peso practicando deporte debido a una menor capacidad para usar los depósitos de grasa? Pues a esforzarse más con la rutina.

¿Dónde puedo hacerme un análisis de ADN?

En nuestro centro: Body Secret,disponemos Junto con los resultados del test de intolerancia alimentaria  y un completo estudio de la composición corporal y el metabolismo basal de la persona, se elabora un plan nutricional específico y personalizado. apoyamos todo el proceso y lo adaptamos a las necesidades de cada etapa.