Cuando pensamos en una barriga hinchada, siempre se nos viene a la cabeza la imagen de personas con sobrepeso o con obesidad en donde la barriga se descontrola, pero nada más lejos de la realidad. En muchas ocasiones, hay personas con sobrepeso a las que no se les marca tanto la barriga o que disfrutan de un abdomen que no se descontrola y personas que llevan entrenando mucho tiempo con un buen cuerpo pero con una barriga que se marca. A muchas mujeres les puede pasar que se les confunde con estar embarazadas si se relajan y el complejo está servido.

Además, se nota la incomodidad en su cada día, en donde la ropa que debe usar o le aprieta o tiene que ser algo más grande o se la coloca bajo la cintura, marcando aún más la barriga hinchada. Te mostraremos aquí, cuáles son las causas más comunes para que la barriga esté hinchada y así, darle solución.

CAUSAS DE BARRIGA HINCHADA

Te sorprenderán la cantidad de razones por las que una barriga esté hinchada y puede que des en el clavo para descubrir el origen de por qué la tienes así.

INTOLERANCIAS

Puede que hayas nacido con esa intolerancia y la desconocieras y hayas estado sufriendo sus efectos todo este tiempo. Consiste en que tu intestino no termina de digerir en condiciones ciertos alimentos, debido a su composición: el gluten, la lactosa, los frutos secos…
Debido a ciertos efectos a la hora de digerirlos, una reacción puede ser la barriga hinchada, porque el producto es arrastrado hasta el final del trayecto, junto al agua y otros componentes y se trata de destruir o eliminar. Va acompañado de dolores, gases e inflamación de la zona del vientre.

PRODUCTOS TÓXICOS

No hablamos de pilas o carburante, sino de tabaco, bebidas azucaradas y alcohólicas en donde comienzan a hacer de las suyas, afectando gravemente al hígado y a su estructura, convirtiéndolo en un hígado graso. Cuando ocurre esto, aumenta de tamaño, inflamando la zona abdominal. Es difícil de detectar, ya que no comienza a dar problemas hasta que está más avanzado, a excepción de la barriga hinchada.

DISPEPSIA

Las digestiones lentas no es que sean un problema, lo que pasa es que el proceso tarda más y aunque todo acabe bien, durante el proceso sí es cierto que te sientes más pesado, porque hay más fermentaciones y duran mucho más, lo que ocasiona una producción mayor de gases y la inflamación de la zona abdominal.

ENFERMEDADES INTESTINALES

Como ocurre con la enfermedad de Crohn, en donde se alteran las funciones normales de la digestión, impidiendo que todo termine de digerirse o provocando una oclusión de las heces, haciendo que se hincha la zona. O el síndrome de intestino irritable, que es una acumulación anormal de gases, que sí que salen, pero de manera continua y siguen apareciendo de manera continua.
Causas de la barriga hinchada: problemas musculares
En una distención muscular como esta, puede que haya perdido su sujeción natural por los malos hábitos o por la falta de uso y debido a esto, esta sujeción natural desaparece o se debilita, dejando que los músculos se relajen y se marquen más de lo normal, bajo la piel, sin forma alguna.
RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

Por supuesto, una de las causas es la retención de líquidos, que vemos no solamente en la barriga, sino en las manos, en los pies, en las piernas. Si es el caso, es probable que la barriga hinchada sea por la retención de líquidos.

ALIMENTACIÓN

La mala alimentación o el exceso de azúcares o carbohidratos, no sólo hace que conviertas tu hígado sano en un hígado graso, sino que su digestión hace que tengas la barriga hinchada, hasta el punto en que te acostumbres a ello y convivas así, por la falta de cambios en la alimentación.
Como véis, la barriga no sólo se hincha por gases, sino por distensión muscular, por retención de líquidos, por grasas acumuladas y se queda allí el tiempo que haga falta, hasta que no le pongas un tratamiento necesario, dependiendo del problema.

SOLUCIONES
Como son tantas las formas en las que el cuerpo expresa su malestar y tantas las causas de donde viene la barriga hinchada, por supuesto, no podemos dar una solución única. Pero sí que hay una serie de tratamientos, no invasivos, para poder eliminarla.
Ninguno de estos tratamientos es quirúrgico a no ser que quieras tomar un atajo y eliminar la grasa de la barriga. Los demás son naturales y mecánicos, para que enseñes a tu cuerpo a eliminar la barriga de forma natural.

* Eliminación de azúcares, incluyen los alcoholes
* Reducción de los hidratos de carbono
* Aumento de las proteínas
* Aumento de los ejercicios de fuerza, para que la barriga vuelva a recuperar su tono muscular y partir de los ejercicios de baja intensidad como caminar, para eliminar grasa y facilitar la digestión
* Masticar bien y comer lentamente, para que no entre tanto aire
* Empleo de especias como la cúrcuma o la cayena, para eliminar grasas y facilitar
* Beber como mínimo un litro y medio de agua
* También puedes ver estos tratamientos naturales para bajar barriga

De esta manera podemos eliminar la barriga hinchada. Por supuesto, no ocurrirá de un día para otro. Así como la barriga hinchada se ha estado reforzando cada día, también se empleará un tiempo para eliminarla. Sólo tienes que tener paciencia, porque si es grasa lo que tienes que eliminar, la de la zona abdominal, es la última que se pierde.

La barriga hinchada no se trata de un caso aislado que sólo padecen de sobrepeso, puede afectar a un gran número de personas, independientemente de su estado de salud. Pero ahora ya sabéis cómo resolverlo con estas soluciones para la barriga hinchada.
¿QUÉ ES MAS SALUDABLE: MIEL O AZÚCAR?

¿El azúcar moreno o integral tiene más nutrientes?
La miel es el endulzante más utilizado popularmente y desde la antigüedad. Existen multitud de remedios con miel, y además cada tipo de miel tiene propiedades ligeramente distintas en función de las flores de donde provenga.
El sabor de la miel depende en gran medida de las flores que se haya utilizado para su elaboración, lo cual le da un carácter natural y un sabor únicos.
Pero, ¿es realmente la miel una opción edulcorante mejor que el azúcar?

La miel y el azúcar tienen el mismo aporte calórico
A nivel calórico, tanto la miel como el azúcar contienen aproximadamente las mismas calorías por la misma cantidad de alimento, siendo la miel un poco menos calórica.
Su contenido en calorías es muy parecido proque ambos alimentos son ricos en hidratos de carbono simples, que aportan 4 calorías por gramo.
Por 100 gramos, el azúcar contiene 387 calorías y la miel 304 calorías.

La miel contiene más fructosa
Una diferencia importante es el tipo de azúcar que aporta cada edulcorante. Mientras que el azúcar contiene mucha glucosa y fructosa a partes iguales, la miel en su composición tiene un porcentaje superior en fructosa, un azúcar (glúcido) que se absorbe más lentamente que la glucosa.
Esto significa que el azúcar de la miel (sacarosa y fructosa) se absorbe de forma más lenta que el azúcar (sacarosa), sin producir picos de azúcar en sangre tan elevados.
En dietética se habla de que la miel (39) tiene un índice glucémico inferior al azúcar (58).
Aún así, este punto no supone una ventaja para personas con diabetes, quienes han de controlar el consumo de miel por su riqueza en azúcar.
Valor nutricional del azúcar y la miel

El azúcar refinado –blanco o moreno– contiene muy pocos nutrientes debido a su pureza, siendo la sacarosa el principal constituyente. En otras palabras, el azúcar refinado sólo contiene sacarosa, y no aporta ni vitaminas, ni minerales, ni siquiera agua en su composición.
En cambio, la miel es producida a partir del néctar de las flores y tiene reconocidas propiedades nutricionales.

Sabor distinto entre la miel y el azúcar
El sabor del azúcar refinado es muy dulce debido a su pureza en sacarosa.
En cambio, existen infinitas variedades de miel –tantas, como tipos de flores y néctares en la naturaleza, que aportan diferentes aromas a las infusiones y postres.

Propiedades culinarias características
El azúcar tiene la propiedad que carameliza, lo cual tiene un amplio abanico de posibilidades gastronómicas, que van desde la decoración(elaborar formas o hilos con el caramelo, que solidificará cuando enfríe); hasta la “crema catalana” y el flan, con caramelo por encima.
También el caramelo es la base de todos los jarabes infantiles.
En cambio la miel, puede servir para compactar barritas de cereales o crackers, por ejemplo.
El contenido calórico prácticamente el mismo, siendo la miel más nutritiva y aromática. La elección de uno u otro endulzante depende de las preferencias de cada consumidor y de los usos gastronómicos que se le quiera dar.
Artículos relacionados con el azúcar:
– Existen muchos otros endulzantes naturales a parte de la miel, como las melazas de cereales (melaza de arroz, de centeno, etc.), la stevia, sirope de agave, edulcorantes artificiales etc……